Estudiar lo que te apasiona: una inversión para tu éxito

Una vez terminamos nuestros estudios básicos llega el gran paso: “Estudiar en la universidad”. ¿Qué debemos estudiar? ¿Lo que nos gusta o aquello que nos dará dinero en el futuro? Estas dos preguntas suelen prestarse para la confusión: ¿Es qué lo que me gusta no me dará dinero?

“El mundo necesita más gente que ame lo que hace”. ¿Qué es amar lo que haces? Pues puedes “amar” ser médico, carpintero, abogado, mecánico, entre otras profesiones.

Amar lo que haces significa hacer algo que te hace sentir vivo, te despiertas todos los días pensando todo aquello que tienes que hacer o llega el fin de semana  y ya quieres que sea lunes.

Al pensar en estudiar en la facultad escucho muchos jóvenes que se decantan por las carreras más tradicionales, como abogacía, odontología, medicina, arquitectura. Pero detrás de esa decisión no se encuentra una vocación sino un deseo monetario. Es decir, eligen en función de aquella carrera que les redituará más dinero.

¿Tú crees que será así? ¿Si no te apasiona armar el plano para una casa o defender a alguien, cuando sabes que es culpable (Una de los grandes debates éticos de un abogado), crees que ganarás dinero? Yo creo que no, porque trabajarías por obligación. Esto te lleva al desgano, a la frustración, a sentir que te falta algo en la vida que esa profesión no te da. ¿Realmente quieres estudiar durante 4 años algo que no te gusta? Pregunta crucial si las hay.

¿Si hago lo que me gusta, ganaré más dinero? Puede que ganes mucho o quizás no tanto como esperabas, pero estarías haciendo lo que te gusta y eso con el tiempo te transformará en un profesional renombrado del sector, lo que te abrirá muchas posibilidades. Pero permíteme hacer futurismo, en ese momento poco te importará o preocupará el aspecto monetario porque estarás más pendiente de todo lo que le puedes brindar a los demás y a ti mismo que eso pasará a un plano secundario, que tampoco quiere decir que no tendrá importancia sino que el dinero vendrá solo gracias a ti.

Estudiar implica un gasto monetario, ya sea una entidad pública o privada, que se extiende por un determinado plazo de tiempo hasta su finalización. Si estudias algo que no te gusta estarás desperdiciando tu dinero, pero si  estudias lo que te apasiona será una inversión que con el tiempo la recuperarás.

Tiempo + Estudio = Inversión

¿Invertirías tu dinero en un negocio que sabes no funcionará?

Estudiar en lo que te apasiona es la mayor inversión que puedes hacer mientras estás en periodo de formación para desarrollar tu futuro profesional

Fuente: https://www.finanzasclarasyfaciles.com/

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email